Qué son las miodesopsias o moscas volantes?

 

Las miodesopsias, “moscas volantes” o “cuerpos flotantes”, constituyen un síntoma visual muy frecuente. Consisten en la aparición en el campo visual de pequeños puntos o manchas, hilos o telarañas que pueden adoptar distintas formas y tamaños, generalmente son de color negro o gris y suelen desplazarse con los movimientos oculares. Se aprecian con mayor facilidad cuando miramos superficies de color blanco o zonas claras que faciliten el contraste.

La causa más frecuente es el envejecimiento del humor vítreo, se trata de gel que rellena la parte posterior del globo ocular por detrás del cristalino, también se observan en personas miopes independientemente de la edad y en diversas patologías oculares.

En una persona joven el vítreo es un gel homogéneo adherido a la retina, sin embargo, con el paso de los años se produce su envejecimiento y estas adherencias a la retina se van rompiendo provocando un desprendimiento posterior de vítreo. Se forman lagunas de vítreo licuado, agregados de colágeno y condensación o grumos vítreos que son los que finalmente ocasionan las miodesopsias o moscas volantes en la mayoría de los pacientes.

 

 

La degeneración o sinéresis vítrea suele terminar con un desprendimiento posterior de vítreo. Cuando esta situación se presenta, la percepción de las miodesopsias en forma de moscas volantes o telarañas se hace evidente y pueden aparecer destellos luminosos o fotopsias como consecuencia de la tracción que ejerce el vítreo sobre la retina periférica. En estos casos es muy importante acudir al oftalmólogo, ya que un determinado porcentaje de pacientes pueden desarrollar una rotura o desgarro retiniano, que podría provocar un desprendimiento de retina.

Las miodesopsias o  moscas volantes, aunque pueden ser muy molestas, no tienen mayor consecuencia y no suelen tratarse, sin embargo hay ocasiones en que por su tamaño y número, comprometen la visión provocando problemas que afectan la calidad de vida. En estos casos se podría valorar la posibilidad de una vitreolisis con el láser YAG, cuyo objetivo es fragmentar estos “cuerpos flotantes” para que tengan menos incidencia en la visión. La otra opción más radical es la vitrectomía, cirugía que consiste sustituir todo el vítreo, eliminando completamente las miodesopsias. Sin embargo estos procedimientos especialmente la vitrectomía implican riesgos, por lo que solo se llevan a cabo en situaciones excepcionales.

 

Dr. Gustavo Vincent Pérez

Director Cedilás Oftalmología

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR