Cirugía de la presbicia con lente intraocular multifocal

En el proceso de envejecimiento de los seres humanos se producen una gran cantidad de cambios, nuestros ojos, como parte de nuestro cuerpo, también se ven afectados por estas transformaciones que condicionan la calidad de la visión y empeoran con los años.

El cristalino es la parte del ojo que más se ve afectada por estos cambios y se manifiestan por dos alteraciones muy significativas, la primera, la presbicia o vista cansada, hace su aparición alrededor de los 40 años, como consecuencia del aumento de la rigidez y pérdida de flexibilidad del cristalino. Esta situación trae como consecuencia la imposibilidad de enfocar los objetos especialmente en visión próxima.

La segunda alteración que afecta nuestros ojos son las cataratas, se presentan debido a la  por opacificación progresiva del cristalino, que es una lente situada en el interior del ojo, inmediatamente por detrás del iris y la pupila. Esta pérdida de transparencia trae como consecuencia una disminución de la agudeza visual, ya que impide o dificulta el paso de los rayos de luz hacia el interior del ojo para que puedan ser enfocados sobre la retina.

Actualmente disponemos de una técnica quirúrgica que soluciona de forma conjunta y permanente estas afecciones oculares ocasionadas por la edad, se trata de la cirugía de la presbicia o vista cansada con o sin catarata asociada. La técnica consiste en sustituir el cristalino por una lente intraocular multifocal capaz de realizar las funciones de enfoque en todas las distancias.

 

     

 

La lente intraocular que se implanta, es una lente trifocal diseñada para corregir la visión de forma similar a la de un cristalino natural, permitiendo enfocar y ver con claridad las imágenes situadas en diferentes distancias: cerca, intermedia y lejana.

La visión cercana se sitúa en distancias inferiores a 50 cm., es la distancia habitual de lectura, escritura, uso del móvil, etc.

La visión intermedia se sitúa a una distancia de entre 50 cm. y 1 metro, se corresponde con la distancia en la que utilizamos un ordenador, utensilios de cocina, etc.

La visión lejana, comprende distancias superiores a 1 metro, son las distancias en que solemos ver la televisión, conducir, etc.

Por la experiencia acumulada en los últimos años se puede afirmar, que la cirugía de la presbicia con lente intraocular trifocal es una técnica fiable y segura, que se realiza de forma ambulatoria, con anestesia tópica, sin necesidad de suturas, la duración es de unos 20-30 minutos y la recuperación visual es rápida.

Cedilás Oftalmología

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR