Diagnóstico del Alzheimer con un examen ocular.

 

El Alzheimer es una enfermedad que conduce a una disfunción cognitiva grave y eventualmente a la muerte; para el año 2050 se espera que afecte a más de 115 millones de personas en todo el mundo. Desde el momento del diagnóstico hasta la muerte, el tiempo de supervivencia promedio es de poco menos de 5 años. Incluso con los avances de la medicina, un diagnóstico clínico solo se confirma post mortem, según el Dr. Manju L. Subramanian del Boston Medical Center (EEUU).

La mayoría de los pacientes estarán asintomáticos hasta una etapa posterior de la enfermedad, lo que puede resultar demasiado tarde para que las terapias actuales tengan algún efecto significativo. “Hay una necesidad de pruebas sensibles y específicas para el diagnóstico temprano de la enfermedad de Alzheimer”, afirmó.

En el presente estudio se investigó a una población de pacientes con enfermedad ocular pero que no tenían un diagnóstico conocido de enfermedad de Alzheimer u otras formas de demencia. Los niveles de las placas beta amiloides (Aß) aumentan en el cerebro pero disminuyen en el líquido cefalorraquídeo de las personas con Alzheimer.

En el estudio se determinó si los biomarcadores conocidos para la enfermedad de Alzheimer en el humor vítreo se correlacionaban con la función cognitiva. Para ello inscribieron a 80 pacientes ya programados para una intervención de vitrectomía que luego se sometieron a un mini examen de estado mental (MMSE) para evaluar la función cognitiva. Un diagnóstico de demencia o Alzheimer no fue excluyente.

Se constató que los hallazgos son consistentes respecto a los niveles anormalmente bajos de placas beta amiloides (Aß) observados en el líquido cefalorraquídeo en pacientes con Alzheimer, en comparación con los sujetos cognitivamente normales. “El estudio confirma que los biomarcadores de la enfermedad de Alzheimer existen en el vítreo, y su correlación con la cognición sugiere que los biomarcadores de proteínas en el vítreo tienen un papel potencial como herramienta de diagnóstico temprano”.

Concluyen el estudio refiriendo que los pacientes con enfermedad ocular son probablemente una población en riesgo de enfermedad de Alzheimer. “Vemos pacientes con complicaciones oculares debido a la diabetes, y la diabetes tipo 2 es un factor de riesgo bien conocido para el Alzheimer”. “Por lo tanto, cualquier situación que podamos detectar en pacientes con enfermedades oculares también pueden extenderse al resto de la población” afirmó el Dr. Subramanian.

 

Cedilás Oftalmología

Director: Dr. G. Vincent

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR