Conjuntivitis por coronavirus

La Academia Americana de Oftalmología informa que el nuevo brote de coronavirus podría causar entre otras afecciones una conjuntivitis viral, que se transmite por las gotículas generadas al toser o estornudar y se ponen en contacto con la conjuntiva infectándola.

Aunque la conjuntivitis no es uno de los síntomas más comunes del COVID-19, la Academia ha hecho una serie de recomendaciones a los oftalmólogos, para que actúen de forma rápida y eficiente ante la posibilidad de que ellos sean los primeros especialistas en evaluar a estos pacientes.

En este sentido explican, que los pacientes que presenten una conjuntivitis, unida  a síntomas respiratorios, y que además han viajado o estado en contacto con personas que hayan regresado de zonas con brotes activos, como China, Irán, Italia, Japón, Corea del Sur, etc. deberá descartarse la posibilidad de que estos pacientes padezcan el COVID-19

¿Qué es el coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que normalmente afectan sólo a los animales, aunque algunos tienen la capacidad de transmitirse de los animales a las personas. Pueden producir desde un resfriado común, hasta enfermedades más graves.

El COVID-19 es una enfermedad provocada por un nuevo tipo de coronavirus, denominado SARS-COV-2, que fue detectado por primera vez en diciembre de 2019 en la ciudad china de Wuhan. El COVID-19, puede derivar en infecciones respiratorias severas como la neumonía, los afectados experimentan síntomas como fiebre, tos, dificultad respiratoria o conjuntivitis, que pueden aparecer entre 2 y 14 días después de haber estado expuestos al virus. Además, según un análisis publicado en The Lancet, los pacientes pueden transmitir el virus incluso antes de experimentar síntomas.

A pesar de que este nuevo coronavirus al parecer no es tan grave como el SARS-COV, que se inició en China en noviembre de 2002, ni tan letal como el MERS-COV, detectado en 2012 en Arabia Saudita, se ha propagado rápidamente por una gran cantidad de países y han provocado un número significativo de muertes en todo el mundo.

Tratamiento:

No existe un tratamiento específico ni vacunas para el nuevo coronavirus (aunque se están empleando algunos antivirales que han demostrado cierta eficacia). Sin embargo, existen diversos tratamientos para controlar sus síntomas, por lo que la asistencia sanitaria es imprescindible, a la vez que mejora el pronóstico de la enfermedad.

Prevención:

De acuerdo con las indicaciones del Ministerio de Sanidad y de la Organización Mundial de la Salud, para protegerse del COVID-19 hay que seguir las medidas genéricas de protección frente a enfermedades respiratorias, como:

  • Lavarse las manos con frecuencia (lavado con agua y jabón o soluciones hidroalcohólicas).
  • Evitar el contacto estrecho con personas que muestren signos de afección respiratoria, como tos o estornudos.
  • Mantener una distancia de un metro aproximadamente con las personas con síntomas de infección respiratoria aguda.
  • Cubrirse la boca y la nariz con pañuelos desechables mascarillas al toser o estornudar.
  • Solicitar atención médica inmediata si se tiene fiebre, tos y dificultad para respirar.

Dr. Gustavo Vincent Pérez

Cedilás Oftalmología

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR